Universidad 100%
en Línea
Universidad Mexicana en Línea – CUED

"Estudia en línea y cambia tu vida"

Amor en la era digital

Usted está en: Inicio > Blog > Amor en la era digital
Número de visitas: 775
Amor en la era digital

En los últimos años el paradigma de encuentro entre dos personas ha cambiado drásticamente. A principios de los años 90 nadie habría podido vaticinar que actualmente casi la mitad de las parejas que se forman en los países desarrollados se conocieron en internet. Conocerse a distancia no tiene nada de novedoso, desde que existen los anuncios en los diarios existen los avisos personales, lo que ha cambiado es la tecnología.

A finales de los 90 aparecieron los servicios de citas en línea (online dating sites), estas empresas generan preguntas que el usuario contesta y de acuerdo a sus respuestas sobre temas como: intereses, hobbies, películas favoritas, etc. se crea un perfil y el “algoritmo de emparejamiento” creado por estas empresas, vincula a los usuarios entre sí basándose en sus coincidencias en dos o más áreas.

El usuario entonces elige a sus prospectos y establece una conexión en línea, de manera segura y eficiente. Según CNN Health, en 1992 menos del 1% de los estadounidenses formaban parejas a través del uso de anuncios personales o servicios de “encuentro” de pareja (match making service), para el año 2009, 22 por ciento de las parejas heterosexuales y 61 por ciento de las parejas homosexuales en estados unidos se conocieron a través de un servicio de “encuentro”.

Los servicios de “encuentro” de pareja producen cerca de mil millones de dólares por año y han reportado un crecimiento de más del 70 por ciento anual desde hace cinco años. Lo que nos hace inferir que las personas buscan establecer relaciones personales y duraderas. ¿o no?

Según una encuesta realizada por el diario “the Guardian”, en Inglaterra 67 por ciento de los usuarios de servicios de encuentro buscan relaciones casuales y no duraderas por considerar que las relaciones “formales” se entrometen con el trabajo y el desarrollo profesional; lo increíble es que 56 por ciento de los entrevistados eran mujeres.

En estados unidos el temor de perder la “unidad fundamental familiar” ha generado una fascinante cantidad y calidad de investigación en los últimos años, la Dra. Eli J. Finkel quien fue comisionada por la asociación para la ciencia psicológica para investigar el fenómeno creciente de los encuentros en línea, en Febrero pasado publicó parte de sus resultados.

Lo bueno de los servicios de búsqueda de pareja

Finkel afirma que encontrar el amor en línea es posible, asumiendo que las personas que subieron su perfil al sistema fueron perfectamente honestas y entienden las implicaciones de las preguntas y el sentido que estas tenían.

Según Reuters, en estados unidos hay 54 millones de solteros, de los cuales al menos 40 millones han usado en algún momento servicios de búsqueda de pareja en línea. Los servicios más populares son eHarmony (con 20 millones de usuarios aprox.) y Match.com (con 15 millones de usuarios aprox.).

Según las cifras proporcionadas por Match.com y por eHarmony.com, la probabilidad de éxito de una pareja formada en línea es del 68 por ciento, mientras que una pareja formada de manera tradicional (que se conoció a través de la escuela, amigos, trabajo, etc.) tiene sólo 43 por ciento de probabilidades de éxito.

Los usuarios de estos servicios afirman que al ver el perfil de una persona antes de ver a la persona en sí, se facilita el escrutinio y la selección de los mejores candidatos. Según las compañías de encuentros de pareja, la cualidad más buscada por los usuarios es la personalidad, seguida muy de cerca por la sonrisa y la apariencia. Sin embargo, R. Klein que realizó estudios sobre enamoramiento y amor en 2005 encontró que 98 por ciento de las mujeres y 76.4 por ciento de los hombres consideran que la única forma de, adecuadamente, evaluar el potencial de una relación es a través del primer beso.

Según las compañías proveedoras del servicio, conocer a alguien en línea facilita “romper el hielo” y hace más proclives a las personas a ser honestas. Además crea un vínculo entre dos personas que trasciende lo físico y genera empatía real y duradera entre dos personas.

Algunos datos interesantes:

a) En Estados Unidos el cortejo que conduce al matrimonio tiene una duración promedio de 42 meses. Cuando el cortejo se lleva a cabo en línea su duración se vuelve sólo de 18.5 meses.

b) 17 por ciento de las personas que usan el servicio de encuentro de pareja en línea terminan casándose. 10 por ciento de todos los nuevos usuarios renunciaran en menos de tres meses.

c) Una de cada tres mujeres que usa el servicio ha tenido relaciones sexuales en la primera cita “cara a cara” por considerar que ya conocen a su pareja.

d) 10 por ciento de las personas registradas por haber cometido un delito de índole sexual ocupan los servicios de encuentro.

Lo malo de los servicios de búsqueda de pareja

Reuters señala que 53 por ciento de todas las personas involucradas en una relación en línea tienen más de una relación en el mismo momento. Los sitios clasifican a las personas en “seguidos” y “seguidores”, los primeros generalmente lo son en función de su edad, su ocupación, ingreso económico y su foto de perfil, los segundos también. Las mujeres más deseables están entre los 21 y 26 años, los hombres entre los 35 y 48 años de edad.

Todo el proceso de conocer a alguien en línea ocurre gracias al perfil de usuario, según Finkel, desgraciadamente la abundancia de perfiles en los sitios convierte al escrutinio en un ejercicio de juicio y descarte de cosas más que la elección de una pareja. Según Finkel, existen tantas opciones que el usuario se vuelve prejuicioso y desarrolla una “mentalidad de shopping”, deja de ver perfiles como representaciones de personas y los convierte en “cosas”.

Asumiendo que alguien ha logrado elegir a una pareja potencial, el problema sigue siendo la falta de contacto, que es, dice el Dr. Reiss, “una parte fundamental para establecer una conexión emocional duradera”. Más aún Finkel no ha podido tener acceso al “algoritmo de emparejamiento” que usan las empresas proveedoras, y no existe una sola mención metodológica de ninguna de las páginas proveedoras sobre el lado “científico” de sus algoritmos de asociación y búsqueda de parejas, lo que nos invita a dudar sobre la “infalibilidad” del sistema.

La búsqueda de pareja en línea se convierte en una forma de vida, al principio un hobbie y puede, con gran facilidad convertirse en una obsesión. La relación en línea satisface la necesidad de compartir con alguien, de tener un sistema de apoyo y sentirse parte de una pareja. Tener pareja, afirma Katy Bayard, es un estado de ánimo, lo mismo que un concepto abstracto cuya realización puede fácilmente postergarse.

Finkel señala que la única forma en la que una relación On-line puede prosperar es que se encuentre el perfil de alguien que nos llama la atención y se saque la relación del medio cibernético tan rápido como sea posible, “sin importar los avances en la tecnología, nada puede sustituir una sonrisa, un guiño y mirarse a los ojos”.

La Psicología detrás de la búsqueda de pareja en línea

La identidad es el factor clave en cuestiones de internet, definido como la tensión entre la manera en la que una persona se ve a sí misma y como se proyecta frente a otros aprovechándose del factor anonimato.

El anonimato permite al usuario de internet experimentar con su personalidad o simplemente ser ellos mismos; en 2004, Suler encontró que la gente que usaba internet con frecuencia desarrollaba menos inhibiciones en línea que en su vida cotidiana, lo que les facilitaba hacer, decir y pensar cosas que no se atreverían a hacer en la vida real.

La comunicación mediada por computadora (CMC) facilita la creación de perfiles grandiosos, exagerados o proyectados más allá de la realidad, facilitan a las personas muy tímidas ser lo que siempre han querido pero es al final sólo parte de una ilusión. El internet es importante, es una forma positiva de compartir ideas y conocer personas, establecer conexiones, quizá el mayor problema es que los usuarios, aun cuando están siendo sinceros, no entienden del todo como proyectar en la CMC lo que realmente son.

En la CMC nunca se sabe si lo que se ve y se lee es real o no, el lado positivo es que existen muchas más opciones para encontrar a alguien ya que estadísticamente, estamos buscando a alguien con quien compartir.

¿Y en México?

Según el censo de población de 2010 en México la mitad de la población tiene menos de 26 años de edad. Hay 96 hombres por cada 100 mujeres entre los 15 y 29 años. 67.3 por ciento de los hombres entre 15 y 29 años de edad son solteros, 55.3 por ciento de las mujeres. En una encuesta, realizada por un sitio de solteros en México se reveló que 68 por ciento de las personas que buscan este servicio en México pretenden una “relación duradera”, 23 por ciento busca una “relación casual”, 7 por ciento busca una relación “sólo sexual” y 2 porciento “no sabe”.

En México 61.1 por ciento de la población entre 15 y 29 años de edad es soltero(a), 18.6 por ciento casado(a), 17.5 vive en unión libre, 2.5 por ciento es divorciado(a). La cualidad más buscada por los solteros en sitios es la personalidad y el empleo, los seguidores tienen la característica de tener un empleo en alguna oficina y los seguidos, generalmente, se ostentan como dueños de su propio negocio.

Se estima que los servicios en este rubro han ido creciendo casi 40 por ciento cada año desde 2010, según las empresas proveedoras las parejas que se conocen en línea tienen 43.4 por ciento más probabilidades de éxito que las parejas que se conocen de forma tradicional. Algunos colocan a los sitios de solteros como una opción para las personas ocupadas y/o tímidas.

Quizá este paradigma no tenga la misma aplicación en México que en países industrializados, la diferencia estriba en la tasa de ocupación entre las edades de 25 y 60 años. En México sólo 23 por ciento de este rango de edades está ocupado todo el año, mientras que en Inglaterra cerca del 54 por ciento tiene empleo todo el año.

Quizá el amor en la era digital es una opción real, quizá en el futuro veremos más y más matrimonios crearse a partir de un contacto virtual, quizá…

¿Usted qué opina?

– Por: Gerardo Eugenio Alvarado Hierro

soporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...