Universidad 100%
en Línea
Universidad Mexicana en Línea – CUED

"Estudia en línea y cambia tu vida"

Introducción a la Web profunda: el lado obscuro del Internet

Usted está en: Inicio > Blog > Introducción a la Web profunda: el lado obscuro del Internet
Número de visitas: 1930
Introducción a la Web profunda: el lado obscuro del Internet

A principios del año 2014 comenzaba a impartir una materia a estudiantes de nivel superior denominada “Técnicas para la innovación”, la cual tiene por objetivo que los estudiantes del área económico-administrativa adquieran competencias relacionadas con la planeación y dirección de proyectos de tecnología de la información y comunicaciones (TIC´s).

Las primeras prácticas de este curso consisten en investigar algunos conceptos básicos relacionados con las TIC´s  a fin de establecer las bases teóricas de la materia. Las primeras exposiciones fueron presentadas con toda normalidad, pero al tocar el tema de “seguridad informática”  los estudiantes me plantearon la siguiente pregunta: ¿Usted qué opina de la Web profunda?

Mi respuesta inmediata fue: -“No tengo conocimiento sobre el tema, permítanme investigar y en las próximas sesiones, podré expresar mi opinión”.

Justamente esas son unas de las cuestiones por las que me gusta mi actividad como docente; lograr despertar el interés en mis estudiantes, ligado a un proceso de retroalimentación.

Hasta este punto creo que hay dos aspectos importantes a resaltar:

1. Existe la iniciativa de los estudiantes por profundizar en los temas asignados en clase más allá de la búsqueda de un simple concepto, o un proceso de copiar y pegar de textos encontrados en internet

2. Exigir del profesor un trabajo adicional que le permita tener conocimiento de nuevos temas relacionados con su campo de enseñanza.

Tras comenzar el proceso de búsqueda de información se encontraron los siguientes puntos que me parecieron interesantes:

  • En el Internet existe un mundo de datos que por su naturaleza no puede ser indexada por motores de búsqueda como “google” o “yahoo”, esta información se encuentra en lo que se podría denominar “capas”, que son espacios  inferiores al Internet que conocemos de manera común.
  • Las “capas” que se encuentran debajo del Internet tradicional se le conoce como “Internet profundo” o “Deep  web”. No se puede tener acceso a este espacio con los navegadores comunes como Explorer, Chrome, Firefox o Safari, se requiere de un software especial que permite la navegación anónima, no es posible detectar la IP de los usuarios (punto de conexión al Internet).
  • En las primeras  capas que se encuentran debajo de la superficie del Internet existe información que no es pública, se trata de registros privados, bases de datos, como podría ser archivos clasificados del gobierno, bases de empresas, información de investigaciones científicas de universidades, expedientes financieros de bancos entre otros.
  • En las capas más profundas del “Deep  web” es donde se descubre el lado obscuro del Internet, es el lugar donde los “hackers”, “delincuencia organizada”, “mafias” y “pervertidos” tejen su telaraña de intercambio de datos e información.

Es en este sentido donde justamente existe más información referente a la “web profunda” y que de alguna manera mis estudiantes ligaron este tema con los aspectos de seguridad informática.

Las actividades ilícitas que se realizan todos los días en las profundidades del ciberespacio ya son un tema de “seguridad nacional” en muchos países. Justamente por el anonimato que brinda este espacio es que se desafortunadamente ha sido aprovechado para encontrar el siguiente tipo de contenidos:

-       Comercialización de drogas  al mayoreo y menudeo

–       Tráfico de armas de todo tipo (incluidas las químicas y biológicas)

–       Tráfico de órganos.

–       Actividades de pedofilia.

–       Actividades de tortura

–       Subastas y trata de blancas.

–       Actividades de canibalismo y satanismo.

–       Contratación de asesinos, sicarios y mercenarios.

–       Venta de tarjetas clonadas.

–       Experimentos humanos.

Desgraciadamente fue una pena descubrir esta realidad y más el saber que constantemente la llamada “web profunda” tiene cada vez más crecimiento en contenidos y “visitantes”.

Siempre se ha sabido del lado negativo del internet, pero ahora considero que estamos rebasando los límites de la dignidad humana. Como docente, como padre de familia, como persona me preocupa los materiales audiovisuales y multimedia a los cuales están teniendo acceso las nuevas generaciones.

A pesar de que no es sencillo ingresar al mundo de la “Deep  web”, los jóvenes pueden encontrar con cierto grado de facilidad los medios para ingresar a sitios como estos.

Algo que es muy importante señalar es que si bien no es posible detectar su IP (punto de conexión) si es factible que también sean atacados por virus o “hackers” que logren colocar contenidos ilegales como imágenes de pedofilia, números de cuentas clonadas, bases de datos de empresas  y bancos en  sus diferentes dispositivos de acceso (computadoras, laptops, tablets, smartphones),  que lleguen a dejar rastros convirtiéndolos en cómplices de delincuencia organizada.

En el caso de México recordemos que existe una unidad especializada de la Policial Federal dedicada específicamente a monitorear este tipo de actividades.

Tiempo después al retomar el tema con mis estudiantes y comenzar a debatir, muchos de ellos manifestaron el haber navegado en las últimas capas de la “Deep  web” y que les había parecido una mala experiencia el saber que muchas de las imágenes que pudieron observar les parecieron perturbadoras e incluso aberrantes.

No es la finalidad del presente texto el satanizar este espacio de comunicación, también tiene su lado positivo, en muchos países como China, Corea del Norte, Rusia, países del medio oriente la “web profunda” se ha convertido en el único sitio de intercambio de ideas entre los ciudadanos que buscan paz en sus respectivas naciones, practicar la libertad de sus creencias religiosas, el intercambio de información entre científicos, la libertad una sana libertad de expresión sin riesgos de censura, sin embargo todo esto al alto costo de tener que compartir el lado obscuro del Internet.

Sabemos que como profesores no podemos “prohibir” nada a nuestros alumnos, pero si podemos ayudarles a diferenciar el bien del mal. Así como podemos enseñarles que un cuchillo puede ser usado para cortar una pieza de pan, un trozo de carne, elaborar un trabajo manual, el mismo cuchillo igual sirve para herir e incluso matar.Del mismo modo debemos enseñarles el uso adecuado de la tecnología y advertirle de los riesgos que conlleva su mal uso.

Somos conscientes de que la curiosidad es algo natural del hombre y por ello hemos llegado hasta el grado de evolución que vivimos en la actualidad. Sin embargo esta misma curiosidad nos puede llevar a descubrir cosas que quizás nunca desearíamos ver.

Por lo anterior es que debemos ser responsables de los contenidos que buscamos en la red considerando que corremos el riesgo de encontrar sorpresas desagradables durante la navegación.

Por el Mtro. Gustavo Andrade Ramírez, Catedrático de Centro Universitario de Educación a Distancia A.C

¿Qué opinas sobre la web profunda? Comparte con nosotros tus comentarios.

CUED

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...