Universidad 100%
en Línea
Universidad Mexicana en Línea – CUED

"Estudia en línea y cambia tu vida"

Los últimos días de Calígula: La balada de Donald J. Trump

Usted está en: Inicio > Blog > Los últimos días de Calígula: La balada de Donald J. Trump
Número de visitas: 166
Los últimos días de Calígula: La balada de Donald J. Trump

trump-8

Por Gerardo Eugenio Alvarado Hierro

La presidencia de Donald J. Trump ha estado plagada de polémica y caos desde su incepción en alguna reunión oscura de disidentes del partido republicano hace poco más de cuatro años hasta el día de hoy, escándalos que van desde la conspiración con un gobierno extranjero, el conflicto de intereses, el enriquecimiento ilícito, el nepotismo, el tráfico de influencias, la intimidación, la obstrucción de justicia, las mentiras patológicas y hasta relaciones con una estrella porno. El meteórico ascenso de Trump a la más alta magistratura en Estados Unidos fue posible a través de la calumnia, el disimulo y el cinismo de personajes sin plataforma ni ideología política como Roger Stone1, Steve Bannon, Robert Mercer2 y el mismo candidato Trump. Este ejercicio develó las tendencias maniqueas de votación del estadounidense promedio al mismo tiempo que permitió vislumbrar las maquinaciones de una clase política anacrónica, corrupta y entronizada en un estilo de vida suntuoso, la mentalidad carroñera de la plutocracia que gobierna a los Estados Unidos que con el mantra de patria y libertad mantiene un estrecho control de la propiedad, el capital y las instituciones del Estado en beneficio de unos cuantos.

Los escándalos comenzaron con las acusaciones del racismo de la familia Trump en sus épocas de “slum lords3 de Nueva York, mismos que fueron negados con vehemencia e ignorados cuando aparecieron acusaciones de una docena de mujeres sobre el comportamiento misógino de Donald J. Trump, que de igual modo perdieron importancia en medio de otro escándalo que involucraba la interferencia del gobierno ruso de Vladimir Putin a favor de la campaña de Trump en medios electrónicos, un ataque en toda la extensión de la palabra que hubiera iniciado con el hackeo de la infraestructura digital del partido democráta y en particular del congresista John Podesta y la misma candidata Hillary Clinton. La retórica de campaña cargada de odio y supremacía racial resonó en el electorado norteamericano y dilucido la controversia que existía sobre el racismo latente en la unión americana, claramente existe un espíritu alienador, separatista y hegemónico en el pueblo americano que contradice el origen mismo de su proyecto nacional incluyente4.

Tras una campaña de descrédito, polémicas y frases separatistas dirigidas a “revivir” la tradición supremacista Donald Trump ganó una elección complicada gracias a las matemáticas electorales tan sui generis de la unión americana, sólo en Estados Unidos podría una persona ser entronizada como Presidente sin haber ganado el voto popular. Los ataques misóginos de Trump a Hillary Clinton hacían que las expectativas del electorado sobre la primera candidata a la presidencia crecieran mientras que hacían que las expectativas del candidato machista bajaran. Se llegó a un punto, en los últimos debates, que Trump sólo tenía que intimidar a Hillary para ganar, sin importar si sus promesas eran falacias, sus números fantasiosos y su discurso divisivo y racista, se convirtió en la elección de “reality show” que los medios de comunicación habían querido siempre, una elección tremendamente entretenida que no reparo en el costo de la externalización que generaría.

Desde la época de la transición apareció el “dossier” de Christopher Steel, un ex espía británico, que revelaba los pecadillos de Trump en el dormitorio, presuntamente con un par de modelos en 2014 durante el concurso de Miss Universo en Rusia, hasta las conexiones de la familia Trump con los infames oligarcas rusos, la mafia italiana, los “Panamá papers”, etc. Más tarde apareció el vídeo de “Access Hollywood” donde Trump presumía su actitud machista y maltrato de las mujeres que “te dejan hacer lo que quieras cuando eres una celebridad”. La extraña adición de personas sin antecedentes en el ejercicio de gobernar ni experiencia práctica en áreas de cardinal importancia para el funcionamiento de los Estados Unidos y para mantener la estabilidad en el mundo occidental debió encender las alarmas pero la complicidad de los medios y los intereses ocultos detrás de la campaña de Trump convirtieron al sensacionalismo y el caos en la nueva normalidad política en Estados Unidos. Se incluyó al gobernador de Nueva Jersey, Chis Chistie sospechoso de corrupción, abuso de autoridad, malversación, entre otros cargos, como jefe de la transición, un obscuro personaje Ryan Prebus como jefe de gabinete, un tipo que nadie nunca supo qué hacía Sebastián Gorka, la hija de Trump, Ivanka como asesor especial, su yerno Yared Kushner a cargo de la diplomacia en capacidad no oficial, millonarios extraídos de Goldman-Sachs para ocupar cargos vitales en seguridad, manejo de recursos, etc. Un caleidoscopio de desconocidos, corruptos, incompetentes y millonarios desconectados de la realidad.

Desde los primeros días de la presidencia de Trump el escándalo se volvió la norma, el mote de “el escándalo de la semana” no es una caracterización injusta de una administración visiblemente incompetente. Al interior de la administración rápidamente aparecieron facciones con intereses opuestos que aunados a la ineptitud y falta de atención del propio Presidente Trump nos trajeron las filtraciones semanales de información, los errores, las calumnias y las mentiras que han divertido y horrorizado al mundo durante los pasados dieciocho meses. Según Michael Wolfe5 autor del famoso libro “Fuego y Furia” el presidente no lee ni tiene ningún interés por leer o entender nada, Trump espera que le den la versión más resumida y básica para compararlo con la información que ve en televisión, más específicamente en “Fox and friends6, según Wolfe el círculo cercano del presidente empezó a filtrar información desde cualquiera de las dos facciones los leales a Ivanka y Jared Kushner y los leales a Steve Bannon para obtener la atención del presidente que descartaba posturas hasta verlas convertidas en escándalos en televisión, es decir, el drama de oficina plagó las páginas de cada periódico y cada programa televisivo con la intensión de llegar a los oídos del presidente y éste a su vez asumiera una postura.

Este nivel de estulticia ha ido minando el prestigio de la diplomacia estadounidense y la imagen de la presidencia de los Estados Unidos, degradando el capital político del presidente y de su partido augurando un irremediable cambio en la cámara de representantes, actualmente dominada por el partido republicano que postuló a Trump. A finales de éste año veremos las elecciones intermedias, que seguramente revertirán la tendencia conservadora e instaurarán a un congreso más demócrata para la próxima legislatura, sin embargo ¿qué tanto es esto un cálculo político?

1438265064_982777_1438266030_noticia_fotograma

El partido republicano es el partido de las armas, la prohibición del aborto, la prohibición a la inmigración, el partido que quiere un gobierno eficiente y menos impuestos o al menos eso es lo que pregonan, en la realidad el partido republicano se ha convertido en el partido de las elites oligarcas que pugnan por mantener el estatus quo y los privilegios de las mismas clases dominantes, son el selecto grupo que mantiene un férreo control sobre los medicamentos, alimentos y materias primas (en su mayoría contaminantes) el grupo que unilateralmente ha devastado regiones de su propio país y ha exportado la devastación a medio oriente, áfrica y américa latina en aras de una avaricia carroñera sin sentido. La dinámica ha sido está desde la instauración del modelo económico neoliberal a mediados de los años setenta, los republicanos destruyen, anegan, avasallan, corrompen y malversan, después pierden el poder, los demócratas hacen lo que pueden para enmendar y corregir hasta que en una campaña ultranacionalista los republicanos recuperan el poder, el tiempo suficiente para reinventar las líneas de los distritos electorales a su favor, inventar una ley de impuestos que beneficia a los súper ricos y quemar todos los puentes en el camino.

Donald J. Trump no terminará su mandato, no es un vaticinio, es una cadena de sucesos que irremediablemente conduce al “empeachment”7. Las comparaciones entre el gobierno de Trump y el de Richard Nixon son inevitables, personajes narcisistas, maniáticos e irresponsables con la verdad que dieron pie a investigaciones en su contra. En el caso de Nixon, no fue tanto el caso Watergate8 como lo fue el encubrimiento del delito y el posterior esfuerzo por anegar la investigación que en 1973 llevo a la infame “masacre de sábado por la noche9, en el caso de Trump, los delitos parecen montarse uno sobre el otro desde recibir información de un gobierno extranjero para una elección hasta el encubrimiento e intimidación de una estrella porno10. Las renuncias y despidos en lo que va de la presidencia Trump suman 119 personas de alto perfil ejecutivo y la investigación del fiscal especial Robert Muller parece seguir su curso a través del sistema judicial estadounidense donde éste goza de la autonomía necesaria para dar resultados, lo único que falta para que Trump sea forzado a dimitir y otorgar perdones a diestra y siniestra es que los demócratas asuman la mayoría en el senado, que alcanzarán con sólo dos senadores más. Los días de Trump están contados, los efectos de ésta incompetente y visceral presidencia quedarán para la historia y quizá, dada la dinámica del juego político en los Estados Unidos, para el anecdotario porque esto ya había ocurrido con Nixon hace apenas cuarenta y cinco años y el pueblo estadounidense no aprendió nada.

Notas Relevantes

1 Roger Stone es un operador político que trabajó para Richard Nixon, es un personaje excéntrico que ha participado en múltiples campañas electorales, principalmente de corte conservador, es famoso por haber logrado manipular la elección del año 2000 en favor de George W. Bush desde el colegio electoral de Florida.

2 Robert Mercer es un misterioso millonario que administra uno de los fondos de inversión más exclusivos y acaudalados del mundo, inicialmente había dado su apoyo a Ted Cruz, sin embargo, al ser descartado en la elección primaria de la conferencia republicana apoyó a Trump dándole un equipo de campaña para ganar la elección que incluía a Steve Bannon y Paul Manafort.

3 Slum lord, es un término pejorativo que describe al dueño de un edificio de departamentos en mal estado que se renta a altos precios, es el equivalente a truhan o mercachifle de bienes raíces.

4 El proyecto nacional estadounidense se desarrolló sobre la pluralidad de orígenes y antecedentes de los pueblos que conformarían a la gran nación. Podría argumentarse que es el esclavismo la base sobre la cual Estados Unidos alcanzó su tremendo auge industrial y su lugar en el mundo de forma tan acelerada y es cierto, pero en 1776 la nación se constituyó, al menos en el papel, como una nación que davala bienvenida a todas las razas y todos los credos, como el lugar donde cualquiera podía triunfar y trascender su historia, cualquiera que esta haya sido.

5 ”fuego y furia” es un libro escrito por Michael Wolfe que relata las experiencias del autor al interior de la Casa Blanca en los primeros meses de la presidencia de Donald Trump. El libro se convirtió en un best seller instantáneo a nivel internacional por el nivel de detalle de los sucesos y las entrevistas con múltiples personajes dentro y en la periferia del círculo más íntimo del presidente.

6 Un programa básico de análisis político casual y tendencioso, de corte conservador.

7 Empeachment, es el juicio de procedencia en el modelo jurídico estadounidense, el juicio cuyo resultado limita, restringe o separa del cargo a un servidor público, en éste caso el presidente.

8 Watergate es un hotel en Washington donde en 1972 se llevaron a cabo una serie de sesiones de planeación de estrategia política del partido demócrata que buscaba recuperar la presidencia que les había arrebatado en 1968 Richard Nixon (republicano). El escándalo de Watergate consiste en que un grupo de personas fue encontrado saliendo del hotel con grabaciones, equipo y documentos, nadie supo cómo explicarlo y Nixon obsesionado con contener la situación ordenó un encubrimiento que constituía “obstrucción de justicia” un delito en el sistema norteamericano.

9 Masacre de sábado por la noche ocurrió el 20 de Octubre de 1973 cuando Nixon cansado de la investigación del fiscal especial Archibald Cox ordenó su despido, el fiscal general Elliot L. Richardson se negó a terminar con la investigación por ser contrario a la ética de su cargo y por considerarlo un delito, Nixon lo despidió, el subfiscal general William D. Ruckelshaus que ocupará el cargo después del despido de Richardson también se negaría a cumplir con la orden y terminaría siendo despedido, finalmente Robert H. Bork el procurador general fue ungido con premura al cargo de Fiscal General y despidió a Cox para dar por terminada la investigación por el caso Watergate. Nixón renunciaría en agosto 9 de 1974 a la presidencia de los Estados Unidos antes de que concluyera la nueva investigación lanzada en su contra por el recién electo Senado Demócrata.

10 Stormy Daniels es una actriz del cine para adultos que estuvo ligada sentimentalmente o al menos sexualmente a Donald Trump entre 2012 y 2015, presumiblemente acumuló material fílmico, gráfico y pictórico en esos años de sus encuentros sexuales con Donald Trump. Supuestamente fue chantajeada y finalmente compensada con poco más de $100,000 dólares por el abogado personal de Trump durante 2016 justo antes de la elección presidencial para callarla. Reapareció después de que los medios de comunicación publicaran la historia de la relación y se descubriera que el contrato que firmó no tenía validez jurídica. Actualmente Stormy Daniels ha entablado una acción legal en contra del presidente Trump por incumplimiento de contrato, amenazas e intimidación.

johana_cued@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...