Universidad 100%
en Línea
Universidad Mexicana en Línea – CUED

"Estudia en línea y cambia tu vida"

¿Mi teléfono obsoleto?

Usted está en: Inicio > Blog > ¿Mi teléfono obsoleto?
Número de visitas: 781
¿Mi teléfono obsoleto?

A mediados de 1946 se efectúo la primera llamada desde un teléfono móvil, se trataba de un dispositivo que pesaba más de 40 kilogramos y debía ser colocado en un automóvil, tenía batería suficiente para funcionar por 30 minutos y tomaba unas 10 horas en recargar sus dos baterías. Funcionaba de manera muy similar a un radio, es decir, el usuario debía presionar un botón para hablar y liberarlo para escuchar la respuesta.

En 1946 el costo por minuto oscilaba entre los 7 y 9 dólares, que ajustando para la inflación actual deben ser unos 96 dólares por minuto, la llamada se conectaba manualmente por una operadora y existían, a penas, unos cinco mil usuarios en Estados Unidos. Durante los siguientes treinta años AT&T y Motorola compitieron por diseñar el primer teléfono móvil genuinamente “portátil”.

En Abril 3 de 1973 Martin Cooper ejecutivo e investigador de Motorola realizó la primera llamada desde un dispositivo portátil cuando llamó al Dr. Joel S. Engel. El teléfono que se usó pesaba más un kilogramo y su batería tenía un rendimiento de sólo 15 a 20 minutos con un tiempo de carga de más de seis horas. De la investigación, la experiencia de los usuarios y la competencia entre empresas fabricantes de equipos y proveedores de servicio nació el teléfono verdaderamente portátil.

Quizá el dispositivo que precede a todos los demás “gadgets” es el extinto “beeper”, un sistema arcaico para nuestros estándares actuales, sin embargo una herramienta imprescindible hace veinte años, no sólo para mantener el contacto entre personas, sino para ahorrar dinero y permanecer conectados.

Casi desde el inicio estas tecnologías y su uso ha traído aparejado un poderoso capital simbólico que bien podríamos describir como “aspiracional”. Si bien un teléfono celuar con tecnología de punta es costoso, no es tan costoso como un automóvil de lujo, al cual sería más difícil aspirar, pero es posible obtener un equipo celular con tecnología de punta haciendo uso de abonos chiquitos para pagar por siempre.

En 2002 un estudio independiente de los deudores en el buró de crédito en México demostró que hasta un 27% de las personas que sacaron un teléfono celular a plazos incumplieron en algún momento con su deuda. Quizá no parezca un número muy grande, pero si consideramos que en México uno de cada cuatro Mexicanos en edad productiva tiene un teléfono celular y que somos el segundo lugar mundial en ventas de equipos celulares el número resulta muy preocupante.

El advenimiento del “Smart Phone” vino a recalcar este punto aún más al incorporar más funciones en un teléfono celular, los “beepers” contaban con un dispositivo de dos vías para comunicarse cuando los teléfonos celulares incorporaron el mismo sistema en un solo paquete.

Más tarde al incorporar funciones de Radio AM/FM, audífonos de manos libres, fundas, accesorios, chips de memoria, mp3, etc. cambiar el celular se convirtió en más que sólo una moda, sino una necesidad, ahora las funciones de Tablet, internet móvil y comunicación “gratuita” entre usuarios del mismo equipo siguen proyectando nuestras aspiraciones más allá de nuestras posibilidades.

En estudios informales de comportamiento de consumidores durante “el buen fin” y el periodo de navidad-regalos-aguinaldo las ventas de equipos de telefonía celular se dispararon, en promedio un 400%, un incremento descomunal en el consumo de un producto no indispensable, ¿o lo es?

El teléfono de moda es el iPhone de última generación, pantalla táctil, GPS, etc. Hace unos días el New York Times reportaba que el iphone cumplía 6 años y 244 millones de teléfonos vendidos y hace, a penas, tres meses, en Octubre de 2012 declaraba al Blackberry muerto ante la tecnología “superior” del iphone.

Hace sólo dos años los mensajes “bb” de Blackberry revolucionaban el mercado al ser “gratis”, las funciones de internet móvil, sus teclados externos y su concepto revolucionario de “Smart phone” los convirtieron en objetos no sólo deseables, sino “necesarios”. Ahora, en Estados Unidos, el Blackberry está de salida, los usuarios afirman estar avergonzados de tener tecnología “obsoleta”.

La moda, las funciones y mercadotecnia se han aprovechado de nuestra necesidad de ser individuales y ser más “que”, quizá un teléfono celular tenga el poder de proyectar “status” y decirle a todos que estoy escalando en el mundo, pero no olvidemos que un teléfono es, esencialmente una herramienta, realmente indispensable para un muy específico número de personas… pero que cada quien decida.

Estas líneas quizá sean mejor interpretadas como el epitafio del Blackberry, quizá podrían ser consideradas una ulogía, Blackberry está de salida, Iphone es el rey y sólo habrá que esperar cuando les durará el gusto.

¿Mi teléfono obsoleto?

soporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...