Universidad 100%
en Línea
Universidad Mexicana en Línea – CUED

"Estudia en línea y cambia tu vida"

Nulidad de la memoria social

Usted está en: Inicio > Blog > Nulidad de la memoria social
Número de visitas: 695
Nulidad de la memoria social

Nulidad de la memoria social

La construcción de la realidad social, nos ha brindado evidencias a lo largo de las historia de la humanidad, de que, el hombre pude percibir su realidad ya sea a través de lo que Kant denominó razón pura, en el escenario de la edificación cotidiana, o bien, trascender por medio de las condiciones analíticas del ser. Empero, la razón no tiene en esencia una condición pura, porque se construye con lógicas precisas y ellas encierran en sí misma la percepción expresa y también extrema del enunciado, nadie contesta cuando le preguntan ¿quieres comer?, con un “hoy no lloverá”, esto sin duda denota un intrincado sistema no sólo de interacción lingüística.

En este trayecto, la memoria advierte en esencia algo contundente, es un registro social que se parcializa entre las condiciones nucleares hasta las cuestiones colectivas, pero en ambos casos el hilo conector, es precisamente eso, la posibilidad del ser, porque no se es sino por el otros que conjuga esa razón compleja del nosotros.

El pasado como registro social, se valida a través de la memoria, el fundamento de validación es precisamente social, nadie muestra una fotografía del todo social y su manifestación sí no es comprensible, sólo lo comprensible existe y lo que existe es social; por ello, cuando las religiones manejan figuras abstractas suelen tener un impacto nulo en la población, pongámoslo así, en el catolicismo la imagen de Jesús, es la concreción inteligible que permite aceptación y concreción social, pero sí el espíritu santo no es a imagen, es nulo, por lo que la memoria social lo abortaría como algo ininteligible.

El problema entonces es de semántica inteligible y sí es semántica es construcción humana y sí es humana es social y sí es social, admite comprensión. Cuando el surrealismo se encargó de ir más allá de lo inmediato, admitamos la obra de André Breton, Salvador Dalí, entre otros, que buscaba la comprensión profunda del hombre del siglo XX; las cosas seguían en esencia en lo inmediato, pero denotaban desde los anhelos hasta las zonas oscuras, no caían en la nulidad de la memoria, sino, que hacían de la memoria el recuento cierto de la realidad, gustara o no gustara, con su obscenidad plena.

No se pregunta lo que no puede ser advertido en una mínima condición de lógica formal, es evidente que la pregunta en indagación, ya es una posibilidad inteligible, se acepta o se rechaza en condición de razón, se rechaza o acepta más allá del lenguaje y el lenguaje no es sólo la posibilidad inmediata o mediata de lo lineal, es lo contrario, debe ser lo contrario, porque evidencia la particularidad en asociación y la asociación como expresión de la particularidad, lo grupal tiene su microfísica, lo particular tiene su macrofisica.

Nada es puro, lo puro es lo incierto y lo incierto afirma la realidad; he buscado la respuesta, no la hay en definitiva, porque la respuesta se rearticula, nada está definido lo definido muere en lo cotidiano, es un boleto sin regreso, digámoslo complejamente, es la dialéctica que Marx expresó y su extensión en la liquidez de Bauman, cuando se percató que nada de lo que construya el hombre puede permanecer, salvo el sentido de construcción que en la humanidad denota desde lo primigenio hasta lo fundamental, pero con el espacio perentorio que le otorga la validez del momento y la muerte de lo próximo.

El futuro no existe, es un criterio científico que se establece con otro principio científico, la causalidad, en ello perdemos la cuenta de la cuenta, no se olvide que la razón formal es lo menos formal que se establece en la compresión, es laberinto, pero como todos los laberintos presenta entrada y salida, quizá la dicotomía de la razón misma.

Neruda, percibió en la inmensidad lo diminuto, dejó la prosa porque la prosa se abandona a sí misma, mientras el verso es infinito; existe quién busca en verso la geometría y su expresión cuántica, seguimos en la incógnita de la nulidad.

Dr. Carlos Barra Moulain / Centro Universitario de Educación a Distancia, A.C. / www.cued.mx

mydeic@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...