Universidad 100%
en Línea
Universidad Mexicana en Línea – CUED

"Estudia en línea y cambia tu vida"

El desarrollo de la planeación estratégica basada en las tecnologías de la información en las PYMES

Usted está en: Inicio > Blog > El desarrollo de la planeación estratégica basada en las tecnologías de la información en las PYMES
Número de visitas: 2042
El desarrollo de la planeación estratégica basada en las tecnologías de la información en las PYMES

EL DESARROLLO DE LA PLANEACIÓN ESTRATÉGICA BASADA EN LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN EN LAS PYMES.

 

Por Gustavo Andrade Ramírez[1]

Catedrático de la Maestría en Administración del Centro Universitario de Educación a Distancia A.C.

 

Introducción

En la actualidad, las tecnologías de la información (TI) se han convertido en la base del desarrollo de las estrategias de un gran número de empresas las cuales incorporan sofisticadas plataformas de redes y sistemas que les permiten una adecuada planeación de los recursos empresariales, con lo cual, logran aumentar sus niveles de productividad en todas sus áreas administrativas y operativas.

Desafortunadamente las organizaciones que desarrollan tecnologías de información para la administración de sus recursos, sistemas y procesos de operación  se concentran en el segmento de grandes empresas. Basta con observar la lista de las 50 empresas más innovadoras de la Revista InformationWeek México, la cual califica los proyectos con mejores aplicaciones en tecnologías de la información y sus resultados (González, 2008).

Lugar

Empresa Giro

Empleados

1

Acciones y Valores Banamex Financiero

500

2

Compañía Mexicana de Aviación Transporte

6,200

3

Hanes Brands Inc. Manufactura

n/d

4

Banco Azteca Financiero

21,000

5

GICSA Construcción

n/d

6

Banco Mercantil del Norte Financiero

12,600

7

IBOPE AGB México S.A. de C.V. Mercadotecnia

534

8

Herramientas Hecort S.A. de C.V. Manufactura

256

9

BBVA Bancomer Financiero

35,186

10

Controladora Comercial Mexicana Retail

40,484

Primeras 10 empresas más innovadoras de la revista InformatioWeek México (2008)

Como puede apreciarse en la gráfica anterior, son las grandes empresas las que desarrollan esquemas administrativos de base tecnológica. Sin embargo, existe la posibilidad de que las pymes mexicanas conozcan las diferentes alternativas a las que pueden recurrir para incorporar en sus modelos de negocio estas aplicaciones tecnológicas.

Las pymes mexicanas requieren del desarrollo de planes estratégicos que les permitan incrementar sus niveles de productividad y competitividad considerando entre otros aspectos:

  • Diseño de estrategias basados en tecnologías de la información, que las convierta en empresas innovadoras.
  • Implementación de sistemas de gestión de calidad para la estandarización el control de procesos administrativos y operativos.
  • Desarrollo y capacitación de capital humano relacionadas con el  uso y manejo de la tecnología en sus respectivos campos de aplicación (electrónica, robótica, mecatrónica, tecnologías ambientales, tecnologías de la información entre otras).
  • Generación de modelos de desarrollo organizacional con enfoques humanísticos y de sistemas, que eliminen la resistencia al cambio.

Es conveniente señalar que el desarrollo de los planes estratégicos basados en tecnologías de la información, deben evaluar las necesidades y características de cada una de las pymes. Se debe realizar una diferenciación considerando lo siguiente:

  1. Las pequeñas y medianas empresas participan básicamente en tres sectores: comercial, industrial y de servicios.
  2. El número de empleados (y/o trabajadores) va desde los 10 hasta los 250.
  3. Los diferentes recursos con que operan y su capacidad productiva.
  4. Los montos en capital, inversión y venta.

Los empresarios y directivos de las pymes deben conocer las diferentes opciones que brindan las tecnologías de información las cuales pueden abarcar la implementación de estructuras de redes informáticas y comunicación, el diseño y gestión de recursos empresariales basados en internet, sistemas de planeación, inteligencia de negocios, contratación de software como servicio, por mencionar algunos conceptos con el objeto de identificar la gama de alternativas para un desarrollo adecuado de estrategias empresariales en las pymes.

 

Antecedentes.

De acuerdo información de la Secretaria de Economía la cual señala  que las pymes generan el 72% de los empleos y aportan el 52% del Producto Interno Bruto (PIB), se identifica como una prioridad el desarrollo de trabajos de investigación, los cuales tomen en consideración las innovaciones tecnológicas que contribuyan a incrementar los niveles de productividad y competitividad de este tipo de empresas (Secretaria de Economía, 2009).

El  Diagnóstico de las Micro, Medianas y Pequeñas Empresas realizado por la de la Secretaria de Economía, permite identificar las características a través de las cuales se clasifican a las empresas, así como sus porcentajes de participación.

 Número de empleados

Micro

Pequeña

Mediana

Grande

Manufactura

1-10

10-100

100-250

Más de 250

Servicios

1-10

10-50

50-100

Más de 100

Tamaño de la empresa

 

 Empresa

% Unidad económica

Micro

97.0 %

Pequeña

2.7 %

Mediana

0.2 %

Grande

0.1%

Porcentaje por tamaño de empresa 

En torno a la situación de las pequeñas y medianas empresas existen miles de estudios presentados en libros, internet, revistas especializadas, arbitradas e indexadas, informes gubernamentales, reportes de cámaras y asociaciones en que se analizan, diagnostican y evalúan la forma en que son administradas las pymes mexicanas.

De manera especifica el Observatorio PYME conformado por la Secretaría de Economía, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Universidad de Bologna de Argentina y el INEGI, realizaron un estudio del cual se desprende como parte  de los resultados “el uso de técnicas de mejora en calidad y/o productividad”, en el cual se reflejan los siguientes indicadores (Comisión Intersecretarial de Política Industrial, 2007).

Figura 1. Empresas que utilizan técnicas de mejora en calidad y/o productividad

En la figura 1,  podemos observar que casi un 50% de las pymes no hacen uso de técnicas de mejoramiento de la calidad y/o productividad, esta situación da como resultado que alrededor de 60,000 pymes no desarrollen técnicas de este tipo.

Esta situación sin duda ha sido un factor importante para que el 65% de las pymes tenga problemas de administración (Pequeña y Mediana empresas, 2009).

Un aspecto importante a tomar en consideración en este cuadro, es la ausencia de técnicas de productividad relacionadas con el uso de recursos informáticos y de tecnologías de la información.

En el mismo documento elaborado por el Observatorio PYME se presentan los principales problemas administrativos

  1. La mayoría de las empresas define su estrategia de desarrollo pero, por falta de coordinación con sus áreas funcionales, tienen bajo nivel de eficacia en el logro de sus metas estratégicas.
  2. El uso de equipo de cómputo en las pymes se limita a aplicaciones administrativas de baja complejidad.
  3. En materia, de manejo de información, las empresas tienen problemas importantes pues se utilizan sólo fuentes convencionales y poco actualizadas.
  4. La gestión de recursos humanos, a nivel de discurso, tiene un valor importante, pero en la realidad la inversión en aspectos como reclutamiento, capacitación y remuneración del personal es muy escasa.
  5. La estrategia tecnológica de las pymes se define, en la mayoría de los casos, de manera informal sin que se revise su congruencia con los objetivos globales.
  6. La mayor parte de las empresas utiliza tecnologías maduras e invierte poco en su modernización.
  7. Apenas el 40% de las empresas, cuenta con un plan para el desarrollo de la calidad de sus proveedores, sin que se contemplen relaciones y alianzas con ellos que reporten un mayor beneficio.
  8. Los sistemas de calidad empleados en las pymes se basan en los métodos de detección – corrección de problemas.
  9. La estrategia y gestión financiera de las empresas son muy conservadoras.
  10. La mayor parte de las empresas no utiliza los apoyos ofrecidos por diferentes instancias gubernamentales de la banca de desarrollo y la comercial (Comisión Intersecretarial de Política Industrial, 2007).

Además del panorama anterior, debe agregarse que de acuerdo a un estudio realizado por la compañía de consultoría Select, las pequeñas y medianas empresas que existen en el país sólo 30% (37,000 empresas aproximadamente) utilizan una computadora para las funciones propias del negocio (El Universal, 2008).

Esta información nos permite identificar el pobre desarrollo sobre las aplicaciones de tecnologías de la información y que son parte de las debilidades que existen en la mayoría de las pymes, las cuales están obligadas a desarrollar modelos de planeación con base en tecnologías de la información que les permitan desarrollar estrategias integrales para todas las áreas de la empresa, con el objetivo de mejorar sus sistemas administrativos, operativos y financieros.

 

Aspectos generales de la planeación estratégica.

La planeación estratégica es el arte y la ciencia de formular, implementar y evaluarlas decisiones ínter-funcionales que permiten a la organización alcanzar sus objetivos. Esta definición implica que la planeación estratégica pretende integrar la administración, la mercadotecnia, las finanzas, la contabilidad, la producción, la investigación y la informática para obtener el éxito de la organización (David, 2003, p. 5).

De acuerdo a la definición anterior la planeación estratégica puede ser considerada como la columna vertebral de la empresa, el eje rector de las condiciones de cómo administrar y operar las áreas funcionales, los sistemas y procedimientos, así como los recursos de la empresa.

Las ventajas que ofrecen el desarrollo y aplicación de la planeación estratégica son:

  • Diseñar objetivos, políticas y estrategias que orientan el rumbo de la empresa.
  • Son generadores de la cultura y clima organizacional.
  • Permiten identificar el medio ambiente interno y externo de operación y de negocios.
  • Convertirse en una herramienta critico-constructiva del desarrollo organizacional.
  • Establecen los cursos concretos y alternativos de acción administrativa y operativa.
  • Identificar los factores de debilidad y fortaleza de las áreas funcionales.

Para lograr las ventajas anteriores,  las pequeñas y mediana empresas deben desarrollar modelos de planeación estratégica que consideren los siguientes criterios:

  1. Los planes estratégicos deben realizarse sobre la base de un análisis integral de datos.

Frecuentemente las pymes incurren en el error de elaborar sus planes de manera independiente o de forma modular, es decir, cada área funcional (dirección, gerencia o departamento), diseña su propio plan sin tomar en consideración los recursos, sistemas, procedimientos, y necesidades de otras áreas, lo que genera conflicto en la articulación de los planes al momento de ponerlos en operación.

Las empresas no deben olvidar que el crecimiento de la misma debe verse bajo un enfoque de sistemas, en el cual cada una de sus partes debe crecer y desarrollarse a la par de sus demás componentes (Rodríguez, 2000).

  1. Se deben diseñar estrategias flexibles que permitan adaptaciones o cambios inmediatos.

Las pymes deben establecer mecanismos de control interno o de auditoría administrativa interna mediante las cuales logren  identificar con oportunidad las fallas, desvíos, debilidades de sus sistemas y procedimientos, al igual que encontrar áreas de oportunidad que les permitan generar fortalezas de diferenciación, que permitan adecuar los planes estratégicos en tiempo y forma.

Por otra parte el mercado global en que operan las pymes mexicanas constantemente presenta cambios en los ámbitos de mercado, los económicos, políticos, sociales y culturales. A diario se presentan hechos que transforman el panorama en que se ha planteado la estrategia de las organizaciones para el logro de sus objetivos; por ello se recomienda el diseño de estrategias bajo tres escenarios rectores (conservador, optimista y pesimista) que permitan realizar las adecuaciones a los planes.

Elementos de la planeación estratégica

Bajo el punto de vista del desarrollo de la planeación estratégica basada en las tecnologías de la información en las pymes, se proponen las siguientes adaptaciones a las definiciones tradicionales de la planeación estratégica.

  • Misión.

La misión de una organización señala cual es su giro o actividad principal, a qué clientes atiende, que necesidades satisface y que tipos de productos o servicios que ofrece (Steiner, 1994).

La misión debe considerar los factores que darán sustento a su propia existencia. Es de vital importancia mencionar los recursos, sistemas y tecnologías sobre las cuales basaran su operación y continuación, debido a que en muchas ocasiones los empleados y trabajadores no reconocen la forma en que deben  llevar a cabo la actividad principal de la empresa.

  • Visión.

Es el rumbo que va a seguir la organización hacia el futuro. Es el sueño que se desea convertir en realidad. La visión debe contemplar en su aspiración hacia el futuro las plataformas tecnológicas en todas sus áreas de aplicación que las llevarán a ser empresas competitivas y con reconocimiento de mercado que se expresa en la generalidad de las visiones.

  • Valores.

Son normas de conducta y comportamiento que  guían la actuación de los individuos en una organización creando la cultura organizacional. Hoy en día, se dice que vivimos en la sociedad de la información, día a día las relaciones “virtuales” van en aumento, creando con ello nuevos códigos de conducta, expresión e intercambio de ideas, simplemente de comunicarse con el mundo. Por ello deben establecerse valores que puedan permear los nuevos entornos de convivencia de la sociedad humana, en las nuevas organizaciones de teletrabajo y de trabajo a distancia que se proyectan como la forma de operación de las organizaciones en el futuro.

  • Objetivos.

Son los resultados o fines que desean alcanzar las empresas en tiempo, cantidad y amplitud  en cada una de sus áreas y en su totalidad. Para poder implementar las aplicaciones relacionadas con tecnologías de la información se deben definir los objetivos que justifiquen su operación en los sistemas administrativos y operativos de la empresa.

  • Estrategias.

Las estrategias  denotan un programa general de acción y un conjunto de recursos para obtener los objetivos establecidos, propician el desarrollo de métodos para la utilización racional de los recursos con la finalidad de disminuir problemas potenciales y lograr el aumento de los indicadores de productividad y competitividad.

 

Entorno estratégico de las pymes.

Al igual que las grandes empresas, las pymes se desenvuelven en un entorno estratégico de negocios, a través del cual se identifican los factores del medio ambiente interno y externo.

En el ambiente interno existen dos aspectos importantes en los que se pueden identificar las fortalezas y debilidades de la empresa:

  1. La cultura organizacional. Constituida estratégicamente por la misión, visión y valores.  Estos factores determinan la forma característica de pensar y hacer las cosas en una organización,  es el estilo o manera de ser de una empresa, la cual  integran los rasgos que la caracterizan y por lo que se distingue de otras organizaciones A través de la cultura organizacional el personal identifica:
  • La innovación y toma de riesgos.
  • La dirección hacia los resultados.
  • El trato hacia las personas.
  • La  orientación hacia el equipo.
  • La estabilidad organizacional.

En este punto debe realizarse un proceso de sensibilización del personal respecto a la implementación de acciones y técnicas basadas en nuevas tecnologías, a fin de evitar la resistencia al cambio y al hecho negativo de pensar que la tecnología significa sustitución de capital humano.

  1. El desarrollo organizacional. Es un proceso sistemático, administrado y planeado para modificar la cultura, los sistemas,  y el comportamiento de una organización, con el propósito de mejorar su eficacia para resolver problemas y alcanzar sus objetivos Algunas de las aplicaciones más comunes de la planeación son: (Da Silva, 2002).
  • Mejoramiento y modificación de objetivos.
  • Adaptación de las estrategias de personal (factor humano), compras, producción, mercadotecnia y finanzas, así como su correspondiente implementación.
  • Modificación del clima organizacional.
  • Modificación de la estructura, los puestos y las funciones.
  • Perfeccionamiento de los equipos de trabajo.
  • Adaptación de la organización a un nuevo entorno.

Del mismo modo las empresas deben llevar a cabo un proceso de investigación y análisis del medio ambiente externo, tomando en consideración los siguientes factores:

  • Factores de negocio: Se debe realizar entre otras actividades un estudio estratégico de mercado que identifique las necesidades del cliente, el crecimiento y demanda del mercado, las relaciones y alianzas estratégicas con los proveedores, el nivel de participación de la competencia en el mercado y el desarrollo de nuevas tecnologías orientadas a negocios.
  • Factores económicos: Se requiere conocer los principales indicadores económicos y financieros globales y del país, del sector industrial. Los cambios en los mercados de dinero, de capital, en las disposiciones fiscales, por señalar algunos ejemplos.
  • Factores políticos: Se necesita examinar y evaluar los cambios en las estructuras de gobierno, disposiciones gubernamentales, decreto de nuevas leyes y reglamentos, firma de convenios con instituciones gubernamentales, acuerdos y cabildeos entre autoridades y organismos empresariales, intereses de poder de diferentes grupos políticos,  postura de los partidos políticos y el gobierno ante los temas de desarrollo de las empresas y competitividad industrial, entre otros.
  • Factores sociales: Es indispensable conocer los cambios de la sociedad,  las tradiciones y costumbres, tendencias de comportamiento social, nuevas formas de agrupación y convivencia, modos de comunicación, creación de comunidades virtuales y el clima social en que se desarrollan las empresas.

 

Administración de las tecnologías de la información

Las tecnologías de la información (TI) son sistemas electrónicos que permiten a individuos y organizaciones reunir, almacenar, transmitir, procesar y recuperar datos e información (Hellriegel, 1998, p. 683).

Las tecnologías de la información tienen efectos profundos sobre las organizaciones, sus procesos, funciones, toma de decisiones, planeación organización dirección y control de los recursos humanos (factor humano), materiales, técnicos y financieros, en todos los niveles jerárquicos y abarcando por completo todas las gerencias o direcciones.

Muchas empresas utilizan las aplicaciones de las tecnologías de la información como una herramienta estratégica para mantener una ventaja competitiva en el mercado global. Los directivos de estas organizaciones almacenan y procesan enormes cantidades de datos sobre sus operaciones para generar información actualizada y con altos índices de confiabilidad. Un gran número de decisiones requieren de información sobre indicadores de desempeño de personal, niveles de inventario, costos de producción, estadísticas de mercado, niveles de endeudamiento por señalar algunos ejemplos.

La administración de la tecnología une las disciplinas de ingeniería, ciencias y administración para planear, desarrollar e instrumentar las habilidades tecnológicas con el propósito de establecer los objetivos estratégicos y operacionales de una organización (Erosa V. & Arroyo P. 2007).

Estrategia e inteligencia de negocios

Las empresas deben reconocer la necesidad de utilizar sistemas informáticos que les permitan transformar los datos en información, y la importancia que tiene la información para el desarrollo de los planes estratégicos.

Los sistemas de inteligencia de negocios (Business Intelligence) combinan la captura de datos, su almacenamiento y la gestión del conocimiento con herramientas analíticas para presentar información interna que proporcione ventajas competitivas a los directivos o empleados responsables de tomar decisiones

 

Sistemas ERP.

Los sistemas de planeación de recursos empresariales ERP (del inglés Enterprise Resource Planning) es un concepto de las tecnologías de la información que integra una amplia gama de opciones de gestión informática soportadas por un software de aplicación que apoya a todo tipo de empresas a administrar las partes importantes del negocio, incluyendo el control de los recursos humano, interacción con proveedores,  compra de materia prima y partes, control de inventarios, planeación de producción, atención a clientes, y control de movimientos financieros.

Los sistemas ERP se definen como un paquete de programas estandarizados que le permiten a las empresas automatizar e integrar la mayor parte de sus procesos de negocio, compartir datos y prácticas entre todos los miembros de la organización y acceder a la información en un ambiente de tiempo real  (Alfaro, 2008. p. 120).

Las principales características de los sistemas ERP son:

  • Configurables.
  • Estandarizados.
  • Es un software de aplicación.
  • Es una solución empresarial.
  • Está orientado a procesos.
  • Sistemas integrados.
  • Capacidad de personalización.

Las empresas que adoptan sistemas ERP para la administración de sus operaciones logra reducir los tiempos de respuesta y de funcionamiento, se actualizan los sistemas, incorporan mejores prácticas, calculan los costos con mayor precisión, permite adaptar los módulos a las necesidades de la empresa por señalar algunas ventajas.

 Sistema ERP

 Sistemas CRM.

Los sistemas de administración de la relación con los clientes CRM (Customer Relationship Management), es un modelo de gestión de negocios, para seleccionar y manejar las relaciones con los clientes,  requiere de una filosofía de negocio y una cultura centrada en el cliente para apoyar servicios efectivos de mercadeo, ventas y servicio. La parte fundamental de este concepto es, recopilar la mayor cantidad de información posible sobre los clientes.

Los tipos de interacciones y los procesos para utilizarlas de manera efectiva se dividen en tres categorías: (Stanton W. Etzel, J & Walker. B., 2007)

  • CRM operacional: El objetivo es realizar de forma más eficiente las operaciones de rutina, tales como visitas de ventas, programas de servicio y actividades de apoyo al cliente.
  • CRM analítico: Busca analizar objetivamente todos los datos disponibles acerca de un cliente, lo cual implica reunir datos de las fuentes internas de la empresa tales como historias de pago y facturas, datos generados por el cliente, programas de resurtidos e informes de ventas.
  • CRM de colaboración: La finalidad es proporcionar a los clientes mecanismos para interactuar con la empresa.

 Modelo del sistema CRM

Conclusiones.

 El desarrollo de la planeación estratégica basada en las tecnologías de la información en las pymes requiere que los factores del entorno estratégico de la empresa sean adaptados a cada una de las etapas del proceso de la inteligencia de negocios.

Por medio de la obtención de datos, su procesamiento y su análisis se podrán identificar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas en las áreas de recursos humanos, compras, producción, mercadotecnia y finanzas.

La implementación de las tecnologías de la información,  permite desarrollar planes estratégicos confiables, flexibles y oportunos, que contribuyen al aumento de los niveles de productividad y competitividad en las pequeñas y medianas empresas mexicanas.

 

 

 

 

 

Bibliografía

 

  1. Alfaro, J. et al. (2008) Sistemas para la medición del rendimiento empresarial. Limusa. México.
  2. David, F. (2003). Conceptos de administración estratégica. Pearson Educación. México.
  3. Da Silva, R.  (2002). Teorías de la administración. Thomson. México.
  4. Erosa V. & Arroyo P. (2007). Administración de la tecnología: nueva fuente de creación de valor para las organizaciones. Limusa. México
  5. Hellriegel, D. & Slocum J. (1998). Administración. International Thomson Editores. México.
  6. Fitzgerald, J. (2003). Redes y comunicación de datos en los negocios. Limusa. México.
  7. González F. (2008, julio) Las 50 empresas más inovadoras. InformatiónWeek México, núm 183. P 15-17
    1. Longenecker J., Moore C. y Peety J: (2001). Administración de pequeñas empresas. Un enfoque emprendedor. Thomson Learning. México.
    2. Rodríguez. J. (2000) Introducción a la administración con enfoque de sistemas. Ediciones Contables, Administrativas y Fiscales. México.
    3. Steiner, G. (1994) Planeación Estratégica.  CECSA. México.
    4. Stanton W. Etzel, J & Walker. B. (2007) Fundamentos de marketing. Mc Graw-Hill Interamericana. México.

Referencias en internet

  1. Comisión Intersecretarial de Política Industrial. (2007). Principales Resultados del Observatorio PyME en México. Recuperado el 27 de febrero de 2009, de http://www.cipi.gob.mx/html/principalesresultados.pdf
  2. El Universal. (7 de Marzo de 2008). Sólo 30% de las pymes utilizan la computadora. Recuperado el 2 de Marzo de 2009, de

http://www.el-universal.com.mx/articulos/vi_45935.html

  1. Gerencia y Negocios. (2009). ¿Qué es SCM? Recuperado el 5 de 03 de 2009, de http://www.gerenciaynegocios.com/teorias/scm/01%20-%20que_es_scm.htm
  2. INEGI. (2009). Censos económicos 2004. Recuperado el 26 de febrero de 2009, de http://www.inegi.org.mx/inegi/default.aspx?s=est&c=10213
  3. ITESO. (2009). Tecnologías de Información. Recuperado el 11 de Marzo de 2009, de http://blogs.iteso.mx/ti/?p=5
  4. Pequeña y Mediana empresas. (2009). Tecnología de Información para las PYME. Recuperado el 28 de Febrero de 2009, de

http://www.pyme.com.mx/articulos-de-pyme/muestra-articulo-datos.php?registro=90

  1. Secretaria de Economía. (2009). Contacto Pyme. Recuperado el 26 de febrero de 2009, de http//www.economia.gob.mx/?P=7700
  2. Secretaria de Economía. (2009). Diagnostico de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas. Recuperado el 26 de febrero de 2009, de http://www.economia.gob.mx/pics/p/p2757/DIAGNOSTICODEMICROPEQUENASYMEDIANASEMPRESAS.pdf


[1] Maestro en Administración por la Universidad La Salle Pachuca.  Profesor Asociado con Perfil Promep de la División de Comercialización de la Universidad Tecnológica de Tecámac, Representante del Cuerpo Académico Desarrollo Organizacional. Catedrático del Centro Universitario de Educación a Distancia (CUED).

Editor CUED

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...